El lenguaje es una de las principales herramientas mentales que nos ayudarán a representar el mundo, a categorizar y clasificar, expresar emociones, transmitir y recibir información o conocimientos y a hacer razonamientos complejos. Sin embargo, hay niños que tienen dificultades en la adquisición de esta habilidad, lo que tendrá consecuencias tanto cognitivas como comunicativas y sociales.

El Trastorno Específico del Lenguaje supone una dificultad en la habilidad del desarrollo del lenguaje, no permitiendo un desarrollo cognitivo, comunicativo y social que se pueda considerar como normal en el niño.

¿Qué es el Trastorno Específico del Lenguaje?

El Trastorno Específico del Lenguaje o TEL se define como el retraso en la adquisición y el desarrollo del lenguaje sin estar asociado a factores como déficits auditivos (una audición por debajo de 25Db), problemas psicopatológicos, coeficiente de inteligencia manipulativo inferior a 85, mal ajuste socio-emocional (problemas emocionales o de comportamiento), déficits neurológicos evidentes o lesiones cerebrales.

En edades tempranas es difícil efectuar un diagnóstico de TEL dado que los niños que lo sufren presentan los mismos perfiles que los niños con retraso del lenguaje. No es hasta el cuarto o quinto año de vida que los niños con TEL muestran un estancamiento en la adquisición y, a la vez una variación respecto al curso que siguen los niños con retraso y los niños con desarrollo normal del lenguaje.

La variabilidad de los niños con TEL es muy elevada por lo que se vio conveniente, aunque no todos los autores están de acuerdo, optar por una tipología más amplia como puede ser la agrupación del TEL en trastorno específico del lenguaje expresivo (TEL-E) y expresivo-receptivo (TEL-ER), englobando en cada uno de los tipos los aspectos receptivos y/o expresivos en cada dimensión lingüística.

¿Cómo es la evolución del TEL en edades posteriores?

Un porcentaje importante de jóvenes todavía continúan presentando dificultades lingüísticas orales, lo cual tiene consecuencias tanto académicas como en las relaciones interpersonales. Algunos estudios indican: alta tendencia a que niños con TEL desarrollen problemas en el aprendizaje de la lectoescritura.

Contáctenos sin compromiso

Hay soluciones para mejorar las dificultades que conlleva este trastorno, en Senda contamos con equipo de logopedas especializados en este y otros problemas relacionados con el aprendizaje.
Pida cita previa en el ☎ 91 376 70 40.

Comunicación Senda

Author Comunicación Senda

Clínica de Pediatría privada con un amplio grupo de especialistas que abarcan todas las áreas para atender todo tipo de problemas de salud en los niños.

More posts by Comunicación Senda

Leave a Reply